Queridos paisanos y amigos de Torrecilla, el día 26 de Agosto celebraremos nuestras fiestas mayores en honor de nuestra patrona la Virgen del Valle.


Por primera vez en muchos años no podré estar este último domingo agosteño con vosotros.


Un evento familiar inaplazable me lo impide; romperé por tanto una tradición, casi sagrada, que escrupulosamente respeté todos los años de vida que compartí con vosotros por estas nobles tierras jareñas.


Pero aunque no pueda acompañaros estos días, sí he querido dejaros en el programa de fiestas estas palabras y un poema que preparé para la ocasión. Será un sencillo y también sentido homenaje a los ríos de nuestro pueblo.

 

Castaño, Sangrera y Fresnedoso riegan y refrescan estas tierras torrecillanas desde siempre; antes de que nuestro pueblo existiera, mucho antes que los abuelos de nuestros abuelos se asentaran en estas suaves colinas de los viejos Montes Oretanos. Aquí estaban y por aquí seguirán fluyendo con sus crecidas y estiajes, cuando nosotros, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos dejen definitivamente este entrañable y bello rincón Toledano.


Sus riberas fueron testigos mudos de acontecimientos de todo tipo y durante siglos, en sus remansos y “chorreras” cristalinas saciaron la sed los moradores de nuestro pueblo; también abrevaron en ellos el ganado y la fauna salvaje, muy rica y variada por estas tierras.

 

Espero y deseo que las musas iluminen a este cronista torrecillano y lo que salga de su pluma sea de vuestro agrado y contribuya, al menos, a la distracción y regocijo de todos los que lo lean.

 

DESCARGAR TEXTO COMPLETO EN PDF

 

AdjuntoTamaño
Icono PDF Tres ríos tiene mi pueblo - 2018295.58 KB