En el año 1591 vienen a estas tierras cuatro colonos, que se dedican a su cultivo y pastoreo de ganado. Descendían, dos de Espinoso del Rey  y otros dos de Sevilleja de la Jara, según consta en el Catastro de Madrid.

Según alguno de los mas mayores de nuestro pueblo y con la cabeza y mente más lúcida, parece ser que en su día, sin que podamos fijar su origen con exactitud, pudieron existir dos Fresnedas: una la actual, y otra La Fresnedilla, que así se denomina una de las fincas próximas al pueblo.

Desde estos orígenes, no se ha sabido nada del pueblo hasta la llegada del abuelo Lorenzo, en el siglo XVIII, al encontrarse el testamento de su hija Isabel. Esto se halla reflejado en el libro que, sobre la historia del pueblo, escribió el padre carmelita descalzo Marcial García García el año 1984.

El pueblo se encuentra bañado por el arroyo “Valbellido”, que significa valle hermoso o valle bello. Éste nace en la sierra entre Espinoso y Buenas Bodas, próximo a la carretera que une los dos pueblos; tiene aproximadamente diez kilómetros, y desemboca en el río antes mencionado, encontrándose el pueblo a la mitad de su curso.

La Fresneda no tiene ayuntamiento propio; pertenece al ayuntamiento de Torrecilla de la Jara, que dista de él diez kilómetros, por lo que los vecinos se han visto obligados a tener que desplazarse para cualquier asunto que tuvieran que resolver, a pesar de la mala combinación que existía entre ambos pueblos.

Hoy se encuentra mejor comunicado, no solo con éste, sino con los pueblos de la zona, ya que tiene buenas carreteras, sin dejar a un lado las muchas curvas que éstas tienen, mas, no por ello dejan de ser entretenidas, si se las toma con poca velocidad, puesto que gozas en su recorrido de un bonito paisaje.